Mensaje de Souad Sbai en relación a las amenazas a Montevecchi: “Solidaridad con los amenazados por los extremistas”

Screenshot del vídeo

Declaraciones de Souad Sbai, periodista y experta en yihadismo internacional, sobre las amenazas que han recibido Matteo Montevecchi y el periódico digital Rimini 2.0 debido a la emisión del vídeo viral “La verdad sobre las asociaciones islámicas en Italia”.

“Yo misma he sido, y aún lo soy, objetivo de amenazas e intimidación por parte de ciertos sujetos vinculados al extremismo yihadista que actualmente actúan como dueños y señores en Italia y especialmente en las redes sociales. Quiero manifestar mi cercanía y mostrar mi solidaridad tanto con el periódico digital Rimini 2.0 y como con Matteo Montevecchi, amenazados de muerte por su vídeo “La verdad sobre las asociaciones islámicas en Italia”.  Hay que proteger a Matteo y a los miembros del diario online; no podemos consentir que la violencia verbal y quizás posteriormente física que ejercen los militantes yihadistas se convierta en algo habitual y consentido: en Italia no debe haber espacio ni tan siquiera para una fatua (pena de muerte) “.

El vídeo que se ha vuelto viral denuncia la dramática realidad demostrando la proximidad de algunas asociaciones islámicas ubicadas en Italia con el extremismo. Asociaciones que, sin embargo, se hacen pasar por moderadas.

“Las amenazas verbales y desafortunadamente a menudo físicas son un modus operandi que hoy en día, en la época de las redes sociales y la comunicación digital, no solo se está expandiendo de manera desenfrenada sino que además está alcanzando proporciones alarmantes. Cuando este modus operandi no estaba tan extendido, todo se basada en la yihad by court, es decir, en denunciar al que habla; pero después de algunas sentencias, el panorama ha cambiado de manera considerable: ahora se amenaza y se agrede. Muestro mi total apoyo y plena solidaridad con el valiente Montevecchi y con el diario Rimini 2.0. Cada amenaza es una señal de advertencia que nos empuja a seguir adelante “.